El ahora

Hoy me sentaba en un escalón de hormigón. Estaba muy caliente por el sol y al apoyarme y reposar mi cuerpo he sentido alivio. Alivio de un estrés mental y físico que me acompaña con demasiada frecuencia los últimos meses. Cansancio de crear todas las cosas a pulmón. Agotada de saberme en una rueda y no querer bajar.

Hoy miraba y observaba cómo su esfuerzo la hace cada día mejor, también observo cómo nos dejamos llevar por ese objeto brillante, el que nos hace anularnos y no saber qué es realmente qué queremos. Y ahí sigue el mundo, hipnotizado por ilusiones centrífugas.

Hoy, he tocado los pies con la arena, sentido el sol en mi cara mientras el agua de mar y las olas, me hacían detenerme un momento en el ahora.

Inma Lara, 29 de mayo 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *