El sello

Las cosas dejan de ser para volverse pasado, para ejercer otro lugar en la vida de nosotros. Un día eres parte de ese alguien y otro, ese alguien se desdibuja en el olvido, sin saber ni si quiera qué llegó a ser para ti. Y todo esto para hablar de un sello.

Es curioso como las cosas que son parte de nosotros dejan de serlo para otros, esos otros que vienen impregnados de tecnología y ondas. Hoy buscábamos un sello.

¿Son todos iguales? No, no son todos iguales. Los hay de varios precios y diseños.

Lo que para mi fue un modo de comunicarme con mis amigos del verano y mi familia del pueblo hoy es un algo extraño que aprenden, por casualidad, en el colegio.

Hoy buscábamos un sello, y lo hemos encontrado. Hoy una carta del pasado llegó a mi buzón, la abrí y la releí mil veces.

Inma Lara, 30 de Mayo de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *