Ser

Dicen que hay que luchar en la individualidad y no en el colectivo. Porque primero debemos ser nosotros para poder caminar junto a otra persona. Y sí, la primera batalla del ser humano empieza por uno mismo. Con su mente limpia de prejuicios y no contaminada de este mundo que otros han creado para su propio bienestar sin contemplarnos como habitantes de este mundo.

Pero también es necesaria una puesta en común. Y entender que el ser humano necesita convivir con sus semejantes y con la naturaleza. Todos somos parte del mismo núcleo y todos nos expandimos siempre unidos.

La meta de cada uno, es la meta colectiva donde el amor inunde cualquier rincón, donde la codicia, la envidía, la avaricia, la lujuria y la vanagloria se dejen atrás y se abra la mente al compromiso de existir y vivir todos juntos.

Todas estas palabras van dedicadas a una institución que debe entender que todos somos iguales y que las diferencias no son tales, sino identidades propias del ser humano.

2 comentarios en “Ser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *