Vida

Vida que me susurras lentamente la necesidad de vivirte en la intensidad, en la fuerza arrolladora de todas las experiencias que me brindas en bandejas de plata.
 
Vida que me arrollas cuando no te escucho y te enfureces agitando mis momentos para ser consciente de la belleza que emana de la energía que desprendes.
 
Vida que no me abandonas nunca, que me enredas para enseñarme que fallar es una forma de continuar, de aprender, de sentir ira para luego sentir plenitud ante los logros.
 
Vida que te maltrato no queriendo vivir tu presente, ese que suaviza mi alma, enternece mi cuerpo, y da sentido a mis días.
 
Vida no me dejes hasta que no haya vivido y sentido todo lo que está germinando en mi interior. Y si llega un día ese fin, oblígame a dejar el legado sobre el papel.
Inma Lara
7 febrero 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *